Efectivamente. Gutenberg apostó ser capaz de hacer a la vez VARIAS COPIAS de la Biblia, en menos de la mitad del tiempo de lo que tardaba en hacer UNA COPIA el más rápido de todos los monjes copistas del mundo cristiano, y a partir de ahí, desarrolló la imprenta.
Bueno, para ser francos no se le puede atribuir a Gutenberg la invención de la imprenta, ya que los chinos ya imprimían y de ahí llegó también a Europa; lo que se le atribuye a Gutenberg es la invención de la imprenta como hoy la conocemos, la imprenta con caractéres móviles: En vez de utilizar las habituales tablillas de madera, que se desgastaban con el uso, confeccionó moldes en madera de cada una de las letras del alfabeto, y posteriormente rellenó los moldes con hierro, creando los primeros “tipos móviles”.
Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 4 Promedio: 5)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies