Hoy en lugar de subir voy a bajar y adentrarme en los mundos subterráneos. Sí sí. También me busco la vida debajo de la tierra pq estoy intentando descubrir al pariente más cercano de Instagramon, así que cojo pala y empiezo a cavar por El Valle de Internet. Lo primero que encuentro después de excavar 3 minutos es un cartel en la entrada de un túnel: “Marketing Digital. Yo te enseñaré el camino hacia la gloria”, así que entro a buscarla EMOJI y sigo cavando. De nuevo un cartel: “Contrátame y encontrarás al hijo de Instagramon!” Lo ignoro. A ese lo encuentro yo sola EMOJI Pongo mi pie en la pala y empujo, pero allí hay algo duro que no se rompe. Lo despejo de arena y me agacho a leer. Es una inscripción jeroglífica, pero después de recibir unos 200 mensajes en árabe por Facebook no será esto un inconveniente, así que lo descifro rápidamente: SEO. Somos Ese Organismo por el que llegarás a la cima de la pirámide. “¡Pero si hoy no quiero llegar a la cima!” protesto “¡Hoy toca excavar y descubrir túneles secretos!”. Echo arena sobre la placa y continúo en otra dirección. Estoy sudando. Por aquí es difícil cavar pero sigo dándole a la pala, cuando de repente me cae en toda la cara un cartelón: “¡SEO! Imprescindible para sobrevivir por aquí” Meto la mano en un bolsillo y saco un mechero. Cartel quemado y tiro pa´lante. 200 metros cavados y aparecen una serie de carteles en cascada cada uno con un nombre impreso: engagement, lead, banner, keyword, y encima cada uno apuntando a una dirección diferente. Resoplo y doy marcha atrás, para descubrir un cartel luminoso. Espero que baje un poco la iluminación y veo allí algo parecido a una mujer sonriendo, y la magnitud de su sonrisa hace que las comisuras de sus labios rocen sus orejas puntiagudas. Me froto los ojos y observo de nuevo. Feíta como ella sola. Tiene la nariz grande y los ojos pequeñísimos, pero un montón de siervos la siguen. De su boca salen unas palabras: Marte es el planeta cuadrado y azul, y los siervos le hacen la ola… Me ve de reojo y me llama: Eh tú! Ven pa´ca! Respiro, empiezo a correr y deshago el camino hecho. Está claro que me he equivocado de túnel así que busco otro y empiezo a recorrerlo, pero el primer cartel que encuentro ya me está avisando de que erré de nuevo: “Te gusta escribir? Sígueme, porque “Si el camino es VELLO no preguntemos a donde va”. Intento darle sentido. Intento encajar ahí a un abuelo pero no me cuadra; desisto y escapo de allí. Empezaré a cavar en un nuevo lugar, obedeciendo los consejos de mi amigo:

Los intelectuales resuelven los problemas, los genios los evitan (Albert Einstein)

Por cierto, si eres uno de los que se preguntan como se construyeron las pirámides (si no lo eres háztelo ver) pues resulta que ya se ha descubierto!!! 💪 Por partes:

En primer lugar, Investigadores de la Universidad de Amsterdam han descubierto que los antiguos egipcios humedecían la arena por la cual arrastraban los trineos de madera cargados de bloques, que llegaban a pesar hasta 2.5 toneladas. Y cómo los levantaban después? 

Encontraron un sistema único para levantar los bloques de piedra desde abajo hasta la cima de la estructura: Usaban una rampa que tenía a los costados dos escaleras de numerosos agujeros para poner postes que, según los investigadores, ayudaban a levantar los pesados bloques de varias toneladas. Un bloque de alabastro se colocaba en un trineo que estaba atado con cuerdas a los postes de madera. Al tirar de las cuerdas, los antiguos egipcios podían arrastrar los bloques desde las canteras por pronunciadas pendientes, de 20 grados o más de inclinación.

  

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies