—¿Y aun no existen los relojes en el año 510?
—¡No! ¡No existen! —negó Lukuá—. Los relojes se descubren más tarde.
—Pero sin reloj… ¿Cómo os arregláis? —pregunté yo
—El sol y su movimiento son nuestro reloj.
—¿Y los días que no hay sol? —le preguntó Tom.
—Esos días recurrimos a los “recipientes horarios”. Llenamos dos recipientes de agua, y uno de ellos se va vaciando en el otro.
Un poco de historia:
Hace muchos, muchos años y antes de que existieran los relojes, el tiempo se medía por: La rotación de la Tierra observando las posiciones del sol en el cielo, las mareas y las fases de la luna.
Y después:
-Los egipcios inventaron el reloj del sol (hace unos 4.000 años).
-Más tarde apareció el primer reloj de agua (recipientes horarios), para arreglárselas cuando no había sol. El más antiguo se encontró en un templo egipcio, y tiene unos 3.356 años.
-Siglo III después de Cristo- Surgieron los primeros relojes de arena.
-1.326- Se cree que el primer reloj construido sobre principios de mecánica es el de Richard Wasigford (Inglaterra-1326), aunque no está muy claro el tema…
-1.840- Alexander Bain construyó un Reloj Eléctrico.
-1.868-Aparece el reloj de pulsera, como un “reloj de pulsera femenino”, y no será hasta la primera guerra mundial (1.914-1.918), que se hace popular entre los hombre de la trincheras.
La imagen de arriba son los “recipientes horarios”.
Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies